• CREATIVIDAD
    CREATIVIDAD
    21 de Septiembre de 2017

    PENSAMIENTO DIVERGENTE

    Se habla mucho de la creatividad y sin embargo el sistema educativo y a propia educación que damos a nuestros hijos, poco tiene que ver con su desarrollo.

    Un individuo creativo, cuenta con una herramienta muy valiosa que en muchas ocasiones le salvará en una situación de crisis, la clásica situación de "no se por donde salir".

    La educación nos mete en una cárcel de lo que se debe y no se debe de hacer, cómo padres, padres ocupados que no tenemos todo el tiempo que queremos, tendemos a trabajar sobre seguro. - Sigue lo que te digo, - Esto sólo tiene un camino, - si yo no te he dicho que lo hicieras así, por que lo haces así y un sin fin de frases tipo. Después, queremos que nuestros hijos sean capaces de solucionar una situación conflictiva con éxito  y sin dudar de su propia capacidad para hacerlo, y yo me pregunto, ¿Cuándo lo habrán aprendido?

    El pensamiento divergente, el que nos aporta esa flexibilidad necesaria para crear nuevos escenarios que nos permitan ver las cosas de más colores de los que nos han marcado y nos de la posibilidad de desarrollar nuevos comportamientos y estrategias de resolución de conflictos alternativos, es necesario entrenarlo, dejarlo crecer y cuidarlo como si de una flor se tratara. 

    Para ello hay que dejar que el niño experimento, siempre en un entorno seguro y con ciertas normas de convivencia y de seguridad , sus propias fuerzas, crea en sus propias ideas.  Es curioso pero los individuos que obligadamente tienen que desarrollar esta herramienta debido a alguna situación o característica de ellos mismos de carencia frente a las necesidades que se presentan a su alrededor, son los que más desarrollan esta capacidad. Cómo digo es curioso que casí diríamos desde la obligación es desde conseguimos que sea nuestra manera de afrontar los conflictos, si no, nos refugiamos, ya sea por costumbre o por seguridad en aquellas formas tradicionales de resolver los conflictos del día a día que se nos van presentando.

    Un ejemplo de ello lo vemos en los individuos dislexicos, en mi opinión, no nacen con la facultad de ser creativos, la desarrollan obligados por las circunstancias en las que están inmersos. Tienen que constantemente utilizar estrategias de acomodación alternativas para cumplir con los objetivos o para salvar las dificultades y esto hace que vayan desarrollando la facultad a lo largo de su vida hasta llegar a convertirse en expertos. 

    Hay un dicho popular, un poco cruel pero que del lugar que yo provengo se decía mucho, "el pan atonta" o su contrario " el hambre espavila", no es literalmente así, es que aquellos individuos que constantemente tienen sus necesidades cubiertas a cuenta de cumplir con lo establecido y no salirse en ningún caso de las marcas previstas, se acostumbran a funcionar de esa manera, sin embargo, aquellos individuos, que no tinen cubiertas todas sus necesidades, van desarrollando destrezas adaptativas para poderlas cubrir, de una manera normalmente divergente a la establecida. Por supueto como todo en esta vida, es una cuestión de cantidad que esto puede convertirse en una buena influencia o al contrario en una forma de desarrollar una personalidad antisocial y fuera de las normas y límites. 

    En el siguiente artículo, intentaremos aportar alguna formula de trabajo en creatividad y pensamiento divergente fácil de trabajar.  



  • VALIDATE
    VALIDATE
    31 de Agosto de 2017

    ¿QUE ENTENDEMOS POR VALIDAR A ALGUIEN?

    Validar es aceptar y dar por valido aquello que otra persona siente. Para hacerlo no tenemos porque estar de acuerdo ni con su punto de vista ni con sus sentimientos.  Validar es poder empatizar y comprender lo que otro piensa y no por ello tener que simpatizar con él. No hay porque haber hecho lo mismo en su lugar.

    En ocasiones criticamos, ridiculizamos o simplemente no damos importancia a lo que otro siente si no lo entendemos, si no es lógico para nosotros. El ser humano puede incluso dejar de dar sus puntos de vista ante las cosas que suceden a su alrededor o responder a ellas, solamente por no sentirse criticado y miedo a no ser aceptado.

    Si nos remontamos a nuestra infancia vemos que ante el lloro del niño hay muchas formas de reaccionar, podemos ignorar sus lágrimas, podemos ridiculizarle por ellas, censurarle, podemos consentirle lo que pide por que llora….En realidad validar una emoción como he dicho antes no es estar de acuerdo con ella, es simplemente validarla como posible, respetarla, hacer saber a esa persona que es válido lo que siente, aunque no podamos compartirlo, pero darle el derecho a sentir lo que esa persona siente en ese momento y expresarlo. Otra cosa muy diferente es que la expresión emocional del otro, su tristeza, la fuerza de su expresión, vaya a hacer que cambiemos nuestra forma de actuar ante una situación si nosotros la vemos razonable.

    Pongamos el ejemplo de un niño, discute con su hermano y al final llora por ello porque se siente dañado en la discusión. No le podemos permitir que por esa razón pegue a su hermano o rompa cosas, sin embargo si le debemos de consentir que viva su emoción, tiene derecho a sentirse dañado por lo que está pasando. Cuando un niño llora siempre tiene un motivo valido bajo su punto de vista, validarle y acompañarle en ese momento es hacerle sentir querido, aceptado y respetado, por esa razón se va sentir seguro, si esto es por la compra de una cajita de caramelos, es fácil que se quede sin ella, pero…el sentimiento que eso le provoca no le debe de reprimir. Casi seguro que si no es llorando como consigue la cajita de caramelos no lo vaya hacer muy  a menudo.

    Las emociones y sentimientos existen para ser sentido y no reprimidos. No podemos pasar la vida disimulando emociones y reprimiéndolas por miedo a ser juzgados. Una socas es sentir y otra hacer. Porque yo tenga una emoción negativa provocada por la acción de otra persona, eso no me da derecho a pegarla o insultarla.

    Si nosotros hubiéramos recibido esa seguridad y validación de niños no tendríamos que estar intentando ahora, controlar y gestionar todos esos pensamientos y respuestas automáticas que nos salen inconscientemente cada vez que conectamos con algo viejo. Si hubiéramos sido empoderados cuando teníamos una mala experiencia con otra persona en lugar de haber sido enjuiciados o instigados a hacer que el otro cambiara hacia nosotros, hoy tendríamos una autoestima mucho mayor. ¿Cómo podíamos haber conseguido esto? Habiendo sido ayudados a ver las cosas desde prismas diferentes, aquellos en los que el cambio propio o el ajeno, no hubiera sido la clave del éxito y si la forma en la que vivimos las experiencia.

    Lo que más roba la seguridad de las personas es no poder mostrar lo que sienten o negarlo, no ser ellos mismos, por miedo a ser rechazados o no aceptados ni queridos.  Eso hace que juzguemos a los demás desde esa falta de seguridad que nos provocan sus juicios y nos resulte imposible no sentirnos enfadado, airados o enrabietados con ellos. Debemos de ser conscientes de que eso no es siempre por lo que hacen, es por lo que pensamos que hacen, por lo que atribuimos a lo que hacen , el juicio que emitimos de lo que hacen. Todas estas frases que con ese juicio pasan por nuestra cabeza es lo que realmente nos enfada.

    Hay cuatro opciones de respuesta ante esta situación que nos puede ayudar.

    1.      Observa lo que acontece sin emitir juicios.

    2.      Expresa tus sentimientos de forma abierta y sin ningún tipo de tensión.

    3.      Observa dentro de ti de donde vienen estos sentimientos. Por ejemplo: ¿Qué necesidad no satisfecha hay detrás de esos sentimientos?

    4.      Pide lo que estas necesitando sin tapujos.

    Juzgar a los demás, como ser juzgados, nos aleja y nos desconecta de nuestras necesidades no satisfechas de ser validados en el pasado y en el presente también,  que volverán a molestarnos.

    1.      ¿Con qué conecto en ese momento?

    2.      ¿Cuándo sentí por primera vez lo mismo que estoy sintiendo ahora?

    3.      ¿Dónde y de quien aprendí a sentirme así y a comportarme así?

    La mayoría de las veces todo esto viene de ahí, de la falta de validación. Lo aprendimos de mamá y de papá, de los abuelos o los cuidadores. Cuando los adultos se enfadaban con nosotros era porque nosotros habíamos hecho algo mal según su criterio y su juicio y por consiguiente era nuestra culpa hacerlos enfadar. Ese modo de ver al otro es lo que nos mantiene donde estamos. La creencia inconsciente de que eso es cierto y de que sigue siendo cierto no nos deja cambiar de visión y de actitud. No teníamos derecho a hacer lo que hacíamos, a desear lo que deseábamos  o nos sentíamos frustrados por no llegar o por expresar emociones negativas que no eran validadas por lo demás. Muchas veces no somos conscientes de ello pero nuestra emoción lo tiene todo en  registro y cuando vuelve a sentir algo parecido, salta la llama de nuevo. Cuando nos sentíamos solos, abandonados, juzgados, criticados, restados importancia, no tenidos en cuenta, no podíamos sentir lo que sentíamos ni expresarlo y ahora volvemos a reproducir ciertas sensaciones, que identificamos como peligros catastróficos. Hoy podemos pedir lo que en su día no nos dieron y necesitábamos, hoy somos adultos, tomamos decisiones y decidimos lo que está bien y lo que no.

    Nadie tiene el poder de enfadarnos, lo hacemos solitos con lo que pensamos, lo que creemos, como valoramos la situación que estamos viviendo y en qué lugar nos posicionamos dentro de ella.  

  • QUE ES LA DISLEXIA
    QUE ES LA DISLEXIA
    29 de Julio de 2017

    La dislexia. Es una forma neuroatípica de procesar la información  que viene del exterior.
    Esta neuroatipicidad también afecta a nuestra respuesta y la relación con nuestro entorno. Por estas dos razones podemos afirmar que la dislexia es un síndrome que afecta de forma globala al individuo que la padece.

    En la mayor parte de los casos cuando hablamos de dislexia acude a nosotros la imagen del niño que le cuesta escribir y leer y que pone muchas faltas de ortografía. Los estudios más recientes sobre la materia nos indican que eso es uno de los síntomas que resultan más llamativos en un disléxico y sin embargo es una pequeña parte de las diferencias que podemos encontrar en él respecto al individuo no disléxico, en este caso negativa y limitante para él.

    Si definimos el aprendizaje como la capacidad de realizar una tarea- de cualquier nivel y complejidad- bajo el efecto de una interacción con el entorno. (Cerdá, L. 2009) Tendremos que llegar a la conclusión que, si no hay ninguna otra anomalía que lo pueda explicar,  los disléxicos y todos aquellos individuos que tienen una neuroatipicidad que hace que sintetice, maneje, o procese la información de una manera diferencial a la denominada normal, y sin embargo no patológica, son individuos que interactúan con el entorno de una manera diferente, ya que su propia atipicidad para recibir la estimulación que viene del exterior, organización y trabajo con ella, les marcará una diferencia. 

    El sistema y los protocolos de aprendizaje están diseñados para poder atender a la mayoría y la mayoría es neurotípica. Eso no quiere decir que la neuroatipicidad signifique una carencia en sí misma. Lo que desde luego significa es que en el ecosistema donde se da, traerá problemas de adaptación, en diferentes momentos de su integración, ya que es diferente al grueso del grupo de referencia.

    Vamos a tomar prestada una definición bastante comprensiva de la dislexia. Según Habib. " El niño disléxico es simplemente biológicamente diferente. Su cerebro es, en origen, diferente en su funcionalidad desde el nacimiento, cuando llega la hora de enseñarle a leer con métodos convenientes para los niños biológicamente diferentes a él, estos, en su caso no serán adecuados.  Tener que afrontar una aprendizaje tan complicado y desde una codificación estudiada, diseñada y optimizada para otro sistema formalmente diferente representarán una dificultad añadida para el niño disléxico en el quehacer complicado del aprendizaje de la lectura. El niño disléxico cuando comienza a leer ya a interactuado con su entorno de manera diferente al resto de los niños y esto, según los principios de la plasticidad neural, ha hecho que sus redes sinápticas hayan tomado otros caminos de desarrollo,  que las representaciones que construye en su cerebro respecto al mundo que le rodea sean diferentes, ahí estará la base de su dificultad en el aprendizaje de la lectura. La percepción del espacio, el tiempo y un largo etc de conceptos, serán diferentes. Esto hará que las categorizaciones  que ordenen sus saberes y los códigos que se les hagan entender y les den formas sean diferentes.

    Según lo explicado hasta el momento, podemos darnos cuenta que la dislexia no es un problema únicamente de lectoescritura, es uno de los síntomas más llamativos, pero no el único, va haber muchas otras diferencias que dependiendo de la situación le van a dar ventaja o desventaja al disléxico en su capacidad de adaptación al medio que le rodea. Lo que sí es cierto es que hay que atender aquellas etapas de su socialización en las que se pueden presentar dificultades en la adquisición de algunas habilidades para poder desarrollar en este individuo neuroatípico, todos sus potenciales, haciendo útiles sus diferenci
    as. 

    También según lo expuesto podemos darnos cuenta que considerar la disléxica como un trastorno de aprendizaje sin más, no es una justa categorización de esta condición, en verdad estaríamos frente al desarrollo de un síndrome que a lo largo de toda su vida irá acomodándose más o menos adaptativamente al ecosistema que pertenece, dependiendo no sólo de su capacidad, también de las oportunidades diferenciales que se le den. 

    Es importante que la evaluación que se haga en el diagnóstico de la dislexia abarque íntegramente todos las dimensiones de la misma y no sólo el trastorno de lecto-escritura.  
    Si quieres leer más. 


     


  • PERSONAS TÓXICAS
    PERSONAS TÓXICAS
    25 de Julio de 2017

    PERSONAS TÓXICAS

    En muchas ocasiones dejamos entrar en nuestro círculo íntimo a personas que aunque hemos podido notar que sus cualidades en ocasiones nos pueden resultar incómodas de llevar o limitantes o simplemente llamativas de forma negativa ya sea con nosotros o con los demás, nos afincamos en la creencia de que lo hacen sin ser conscientes de ello o que con nosotros no se comportarían así, o lo que es peor, crean una tela de araña a nuestro alrededor que casi no nos permite ver. Podemos ver que algo no funciona pero seguimos la relación e incluso podemos llegar a pensar que les podemos ayudar y que eso se pasará. ´Normalmente nos equivocamos.

    Las personalidades no siempre son las mismas, esto sirve para despistar aún más.

    Pueden ser envidiosos, siempre desean aquello que los demás tienen, estos suelen ser fáciles de detectar.

     Pueden ser autoritarios, o por las buenas o por las malas, pueden convencerte utilizando cualquier argucia, incluso la mentira o pueden intentar suscitar en ti el miedo para dar fe de su control.

    Manipuladores, contaminando el entorno con sus emociones, sin permitir a los otros tener su propia idiosincrasia, si están enfadados harán lo posible para que todos los estén, si sienten frustración por algo, serán capaces de lo que sea por dispersarla a su alrededor.

    Pesimistas, Estarán quejándose por su pasado, su presente y su futuro de forma sistemática, s y no muestran atisbo de superación de todas esas quejas. Viven en ellas y lo peor es que te las “pasan”.

    Neuróticos, suelen ser inseguras, tratan siempre de llamar la atención y tienen unos cambios de h. humor muy repentino y muy dicotómico

    Sociopsicópatas. No establecen límites afectivos y no sienten remordimiento ninguno cuando hacen daño a los demás. No conocen la expresión “lo siento” viven sin remordimientos, suelen presentarse encantadores y se pasan la vida intentándote demostrar que son otros, pero dentro…dentro existe la fiera dañina.

    Descalificadores. Menosprecian a todo el mundo, manipulan y desestabilizan constantemente, son vampiros emocionales que quitan la energía. Fingen interesarse pero el único interés que tienen es el propio.

    RASGOS QUE TE PUEDEN AYUDAR A DETECTARLES

    Fijémonos en el lenguaje. Las palabras son importantes. La manera que tenemos de expresarnos dice como pensamos, las palabras agresivas, desproporcionadas, cuidado con ellas. Las preguntas cerradas que sólo tienen una respuesta posible son manipulativas, sobre todo si no vienen solas y se acompañan de otras muchas que nos vamos mostrando el “camino” para llegar a la conclusión. Las preguntas que llegan en el momento insospechado y que nos van a focalizar la atención en cuestiones que en ese momento van a ser negativas o limitantes para el desarrollo de la función que estaos llevando a cabo. Atribuir un calificativo desproporcionado a algo o alguien, nos puede llevar a la desproporción de nuestros juicios. Las palabras que sólo buscan enfadarnos o desestabilizarnos crean ambientes tóxicos de por sí.

    Las conversaciones negativas, que sobresaltan todo aquello oscuro y negro. Todos los inconvenientes o los peligros. Llenas de quejas  y pesimismos.

    EL ROLL. Esto  también lo debemos de tener en cuenta, es raro ser víctima siempre de todas las circunstancias vividas, también suele ser raro explicar con demasiado detalle situaciones íntimas que no han sido preguntadas, en este caso suele ser debido al intento de crear una valoración de la situación y del propio contador que le otorgue el roll que quiere tener en la historia, por eso se excede en la confianza.

    También es llamativo que siempre se sea el “salvador”, a veces estos salvadores son a la vez verdugos y salvadores, primero crean el problema y luego con su hacer y su presencia te salvan hasta el punto justo que les permite desarrollar en su vida a partir de ese momento el roll de salvador que tanto anales y de persona necesaria para sobrevivir.

    Otras personas tienen muchos conflictos a su alrededor y todos son para ellos de una importancia suma, incluso vulnerando su seguridad o dignidad. Salen de uno y entran en otro. En estos casos es bueno echar un paso atrás y objetivar  la información que te están dando, quizá no es tan grave lo que ocurre y es la actitud desproporcionada que se toma hacia ello lo convierte en “terrorífico” e “imposible de soportar”.

    Vemos aquel que juzga a otro delante de nosotros y nos lo define como alguien imposible, malvado, injusto, peligroso y un largo etc... De características todas ellas desproporcionadas y que justifican la separación o el odio hacia una persona que durante un periodo largo de su vida a formado parte importante de ella. Pues que raro que con todas esas cualidades negativas que son tan evidentes, haya mantenido esa relación tan estrecha con esa persona durante tanto tiempo. Resulta sorprendente.

    Otra cosa importante a tener en cuenta es los pocos juicios que hacen sobre sí mismo y sus acciones y actitudes y los muchos que hacen sobre los demás.

    Muy llamativo es la falta de expresión emocional en algunos momentos y el exceso en otros. Cuidado con esto, el exceso suele venir de la mano del intento por demostrar, hacer creer, convencer y la falta suele venir acompañada de la manipulación verbal más fría y estratégica, suele ir acompañada de preguntas y razonamientos.

    NO SON FELICES.

    Como punto en común de todos ellos es que no son felices, los momentos de satisfacción son pocos y muy superficialmente vividos, son más parecido a la consecución de un logro u objetivo que la emoción intensa de la felicidad. Viene acompañada de la responsabilidad que implica haber conseguido ese logro, siempre seguida por el siguiente paso o el mantenimiento de lo adquirido.

    Por supuesto alegrarse de los logros de los demás es harto imposible y si lo aparentan, será o con una exageración total de sus emociones o con la cara de “poquer” a la que hemos aludido anteriormente.

    COMO LIBERARTE

    No pidas permiso, vive tu vida y emociónate con ella, sin juicios de valor de otros.

    Mejora tú autoestima, no a base de mentira y mucho menos con la comparativa de los demás, eso es una trampa, casi, casi mortal. Por ser tu quien eres, quiérete como tú quieres a los demás con defectos y virtudes. Intenta mejorar tus defectos y haz uso de sus peculiaridades positivas que siempre tienen alguna y disfruta de tus virtudes y apóyate en ellas y no en juicios externos, corres el riesgo de encontrarte con alguno de los anteriores. La crítica constructiva está bien, siempre que sea eso, constructiva.  No pueden depender de la alabanza de otros y nunca, nunca te compares. Aprende a confiar en tu instinto, puedes equivocarte, pero también te puedes equivocar siguiendo otros consejos y en tu vida es mejor que te equivoques tú que los demás, es tuya. Comparte tu felicidad con aquellos que sean capaces de valorarla.

    ERES UNA VALIOSA PERSONA, MERECEDORA DE RESPETO Y AMOR. SE FELIZ YA.

  • EL CONFLICTO
    EL CONFLICTO
    18 de Julio de 2017

    EL CONFLICTO. Es de esas cosas que como la ira tiene mala prensa y sin embargo estamos condenados a vivir con él toda nuestra vida. No sólo vivimos con él, además es el motor de cambio que tenemos para evolucionar. 
    Nos enfrentamos a un conflicto cada vez que tenemos que decidir y todos sabemos que nuestro futuro dependerá de nuestras decisiones, lo acertadas o no que estas sean según nuestras posibilidades. 
    Las razones de nuestras decisiones, las verdaderas, las que subyacen a los argumentos que utilizamos para decidirnos por ellas, a veces se tornan transparentes para nosotros y en muchos casos esa transparencia viene dada por la evitación del conflicto que significaría enfrentarnos a ellas. 
    Nunca es una buena decisión enfrentarnos a un conflicto intentando ignorarlo y hacerlo transparente. Sí es verdad, que en ocasiones los conflictos son de difíciles solución o incluso imposible y que esto lo debemos de admitir y también las perdidas que nos generan, pero sin ignorar.
    Todas las facetas de nuestra vida, internas y externas están inmersas en una sucesión de conflictos que debemos de aprender a gestionar, la opción no es huir de ellos, la opción es, gestionarles de forma positiva y hacer de ellos una herramienta de crecimiento .
    Si quieres leer más aquí tienes un articulo.  


  • REALIDAD VIRTUAL EN PSICOLOGÍA.
    REALIDAD VIRTUAL EN PSICOLOGÍA.
    18 de Julio de 2017

    Muchos de los tratamientos en psicología se basan en afrontar las limitaciones del paciente.
    Para ello el paciente tiene que de una forma gradual ir acercándose al objeto de su limitación. 
    Esto obliga en muchos casos a dividir el trabajo en exposiciones que pasan, de las más fáciles a las más difíciles. Para ello se divide el trabajo en diferentes tareas que paulatinamente van dando confianza y seguridad al paciente hasta conseguir que pueda afrontar su limitación.

    Hasta ahora la imaginación y la visualización de situaciones, así como el afrontamiento gradual, desde ir acompañado, hasta soltarse a ir sólo en estas situaciones, ha sido la herramienta de trabajo básica, para lo que en el argot profesional hemos venido llamando "desensibilización sistemática y repetida" ha ese conjunto de situaciones ansiógenas para el paciente. 

    Ahora las nuevas tecnologías nos lo ponen muy fácil, tanto a pacientes como ha psicólogos. La aportación de la realidad virtual o la realidad aumentada en psicología, facilita el trabajo para ambos interesados, creando escenarios de desensibilización que han marcado una antes y un después en el tratamiento de muchas patologías o limitaciones, haciendo los tratamientos más rápidos y eficaces ante problemáticas que antes se volvían tediosas o inaccesibles en muchos casos. 

    Nosotros hemos elaborado un protocolo de actuación individualmente diseñado para el paciente que se ajusta a sus necesidades. Un tratamiento motivador y revolucionario que ayudará a afrontar situaciones limitantes que nos mantienen bajo el yugo de nuestros miedos. 

    Estos tratamientos innovadores y adaptativos, respetan la individualidad del paciente. Dejan de trabar el tratamiento en la capacidad de abstracción del paciente en momentos en los que su pensamiento se torna irracional y bloqueante. Ahora puede vivir todas esas emociones desde la seguridad e ir construyendo un afrontamiento positivo que le permita dar el gran salto hacia su libertad. 

    Esta técnica novedosa deberá de ir acompañada de el método adecuado y complementario a su administración. Esta afirmación es muy importante ya que no sólo la exposición también el trabajo profundo del problemas y la metodología adecuada durante las exposiciones hará que se convierta en un tratamiento de vanguardia en la psicología moderna. 

    Donde antes no podíamos llegar las nuevas tecnologías, la experiencia y las buenas prácticas nos permitirán llegar.